RODRI SIEMPRE ESTARÁS EN NUESTROS CORAZONES.
LUCHADOR INCANSABLE,GUERRERO VENCEDOR DE GRANDES BATALLAS.


b05d326c-a7ca-3b16-bb6f-e7fef2187752

R

R

domingo, 10 de abril de 2016

Después de "perder" a un hijo. Podrá la vida ser color arco iris a los amaneceres, ser como un carrusel de mil colores, mil sonrisas, mil sonidos que desatan la felicidad dentro y fuera del redondel?



¿Podrá la vida sorprendernos?

¿Podrá la vida colmatar el dolor proporcionado de una forma cruel y desgarrada, arrancando el corazón de cuajo...?

¿Podrá un padre , una madre perdonar á la vida, por su cruel faceta , de romper los moldes de la existencia y dejar los en la cuneta, desnudos de sueños, quereres y deseos....?

¿Podrá la vida (Esa naturaleza sabia) pedir perdón, rectificar sus errores' (De creadora)  y recompensar sus efectos devastadores, que un día hicieron que las agujas del reloj se frenaran en seco...?

¿Podrá la vida ( Diosa de las semillas y de las raíces. Diosa del Sol de la luna y de las montañas...Diosa del amor , diosa del llanto y de las estrellas...) desnudarse, desvestir el miedo despeinarse la tristeza,
volver a danzar bajo la luna y las estrellas, caminar pura y divina, soltar amarres, navegar por afluentes , soltar timón y perderse  donde emergen burbujas de espuma blanca, eco del nacer de la existencia.

¿Podra la vida ser color arco iris a los amaneceres, ser como un carrusel de mil colores, mil sonrisas, mil sonidos que desatan la felicidad dentro y fuera del redondel?

¿Podrá la vida volver a bailar conmigo?
Desvelar mi miedo, cojerme de la mano y invitarme de nuevo a la pista, aunque baile con los zapatos rotos, la piel manchada de acordes del ayer, el corazón puesto en melodías que no suenan con violines, o con las guitarras.

Podrá la vida volver a enamorar?
Seducir el presente,
Abrazar el tiempo,
Besar el destino,
regalar nuevo anillo,
Aunque grabado esté,
Esa huella del diamante,
Tatuada en la piel y en la sangre,
Con compromiso por la eternidad.

Aveces...! Aveces...bailo.
Aveces yo y la vida nos damos una tregua, hacemos las paces, nos enamoramos y bailamos.
En su faceta más bella vuelve como un carrucel de mil colores impregnando instantes de felicidad.
Soy un eterno condenado a caminar enamorado de la vida. Porque aunque me lo haya quitado todo. También me lo ha dado todo.

Voy a navegar. Con mis hijos: Hugo, Carol y Rodri. Con mi compañera Vera. La grande Mamá. Con mis amigos amantes de la vida y compañeros del camino.

Te quiero Rodri.