RODRI SIEMPRE ESTARÁS EN NUESTROS CORAZONES.
LUCHADOR INCANSABLE,GUERRERO VENCEDOR DE GRANDES BATALLAS.


b05d326c-a7ca-3b16-bb6f-e7fef2187752

R

R

domingo, 10 de enero de 2016

Tú!! Eres un regalo hijo.

Tú!!
Tú eres el tiempo.
El TIC TAC de cada instante.
Eres como el viento,
Rasgando silencios,
Manteniendo comisuras,
De mundos y almas.
Eres el color,
De los amaneceres plateados.
El olor,
De sueños rescatados.
Tú eres un regalo,
Para mis días de debilidad.
La sorpresa,
Que siempre cambia mi felicidad.
Te quiero Rodri.


6 comentarios:

  1. Padre, el infinito amor de PADRE florece en cada una de tus palabras. Ese sentimiento de saber que tu hijo está en todo y que lo tenés hasta en la brisa, acariciando tu cara... Si, Miguel, nuestros hijos siempre han sido el mayor premio, el más valioso regalo que hemos tenido en nuestra vida de padre. Nunca dejarán de ser ese regalo que cuentas en tu vívida poesía. Gracias, amigo. Mi alma de madre siempre encuentra eco en la grandeza de tu alma de padre. Bendiciones de luz, amor y paz para tu alma y toda tu bella familia, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga en la distancia y compañera de camino. Tú sabes lo que es saborear el dolor de ver "partir" a un hijo. Pero hay algo más grande que también lo sabemos . Ese amor!.... Ese amor inmenso que perdura en el tiempo. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ...Y un recuerdo que es vida en el presente con nosotros. Pasado glorioso contigo y futuro amoroso en la esperanza de un reencuentro.
    Cuanto amor en esas letras compañero.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis letras son el eco de un amor glorioso tanto del pasado como del presente.
      Un reencuentro es la meta y el motor para seguir caminando. Abrazos amigo.

      Eliminar
  3. Precioso, poco más puedo decir, me ha emocionado.
    Un beso, Miguel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. También a mi me emociona que mis letras, mi historia y fundamentalmente Rodri llegue a tantos corazones.
      Un abrazo.

      Eliminar